El efecto de la pandemia de la COVID19 hace que se dispare la recaudación del Impuesto de Suceiones en Cataluña.

El impuesto de sucesiones es un tributo que grava el patrimonio adquirido por las personas físicas a través de herencias o legado, el cual tienen que pagar todos los herederos en el plazo de seis meses desde la fecha de fallecimiento.

El incremento de los fallecimientos y la nueva introducción de coeficientes en 2020 influyen en esta subida de la recaudación.

La recaudación del Impuesto de Sucesiones se ha disparado en los nueve primeros meses de este año 2021 por efecto de la pandemia y es que la Generalitat ha ingresado 610,1 millones de euros.

Cantidad que supera con creces la cantidad de 2020 donde se situó en los 477,13 millones y el Govern estima que será la mayor de la última década.

La COVID19 no es el único factor de esta subida

El record de recaudación no es solo debido a los contagios y fallecimientos de la COVID19 lo cual podría ser de esperar, la decisión del Govern de aplazar el pago de este impuesto en 2020 y la aplicación de los coeficientes multiplicadores del patrimonio que se incoporaron conforme al presupuesto del pasado año parecen ser los responsables del aumento de la recaudación por este impuesto.

Y esto sin contar las donaciones

Si además, le añaden lo recaudado por el impuesto de Donaciones, los ingresos ascienden a 734,8 millones de euros, un 93% más que en 2020.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.