Entre los trámites tras el fallecimiento se encuentra la división y partición de herencia, pero para llegar a este punto hay que valorar los bienes pero… quien valora los bienes de una herencia.

En muchas ocasiones tenemos derecho a recibir una herencia pero desconocemos el procedimiento para valorarla y eso puede costarnos caro.

Cuando se hace el calculo del impuesto de sucesiones se tiene que hacer mención del pasivo y el activo de la herencia.

  • El activo de una herencia está compuesto por los bienes inmuebles, dinero y cualquier otro derecho que podamos cuantificar económicamente.
  • El pasivo de una herencia es «todo lo que resta» son las deudas y obligaciones que tenga la persona fallecida.

Pero entonces… quien valora los bienes de una herencia.

Nosotros como herederos somos los encargados y responsables de valorar los bienes, de cuantificarlos.

Aunque siempre es aconsejable contar con un profesional que nos ayude y oriente, pues un mal cálculo de la base del impuesto por una valoración inexacta puede costarnos una complementaria por parte de la administración con una sanción, multa y recargo.

Conoce quién valora los bienes de una herencia

El activo de una herencia suele estar compuesto a su vez por diferentes tipos de bienes como son los siguientes: Viviendas, vehículos, joyas, arte y bienes de interés artístico.

Aquí y en este punto tenemos tres opciones:

  1. Valorar nosotros mismos
  2. Valorar mediante un abogado que pueda orientarte
  3. Valorar mediante un perito tasador

Contar con un perito tasador podrá ayudarte a dar valor de mercado a los bienes de la herencia.

Repercusión del valor para el impuesto de sucesiones

Si ya hemos decidido que somos nosotros los que vamos a valorar los bienes de una herencia, ahora vamos a ver qué repercusión tiene de cara al impuesto de sucesiones.

Para calcular la cantidad que debemos de abonar de este impuesto, lo primero que hay que hacer es restar el pasivo de la herencia al activo.

Por este motivo es sumamente importante valorar o cuantificar económicamente los bienes conforme a mercado, si los valoramos por debajo influirá en la base de cálculo y el impuesto no estará ajustado a la realidad.

Uno de los errores típicos que se cometen es el darle el valor catastral a las viviendas. Aunque no está mal del todo, hay que aplicar unos coeficientes reguladores que la propia comunidad autónoma nos da para cada municipio.

Por ejemplo, la Junta de Andalucía nos ofrece una tabla para adecuar los valores catastrales, que aunque todavía son precios bajos de adjudicación nos permiten adecuarlos a una «realidad».

Para la ciudad de Sevilla, la última revisión catastral fue en 2001 y el coeficiente multiplicador es del 2,55% sobre el valor catastral.

Esta es una de las formas para valorar los bienes inmuebles de una herencia y ajustarlos más a la legalidad.

Todo lo que sobrepase este importe nos asegura menos problemas de revisión de valores por parte de la Administración de Hacienda.

Si somos nosotros quienes vamos a valorar los bienes de una herencia, nos vendrá muy bien tener estas tablas a mano.

Repercusión del valor para Plusvalía

La plusvalía, por darte una descripción rápida y sencilla es el impuesto que se paga por la revalorización del inmueble desde su compra hasta la trasmisión.

Si tus padres compraron una vivienda en 1950 por 2 millones de pesetas de los de antes, seguramente ahora no vale 12.000€, si te adjudicas la vivienda por 80.000 €, el ayuntamiento tiene una regla de cálculo en el que te dice cuánto ha sido el beneficio por la trasmisión.

Cada ayuntamiento o agencia de recaudación, tiene establecida su propia norma de cálculo.

Como has podido observar, el valor de adjudicación del bien es la base del cálculo del impuesto de la plusvalía, entonces…

¿Qué ocurre si te adjudicas una vivienda por el valor catastral y después la vendes por el valor de mercado? Que tienes un incremento patrimonial y tendrás que pagar impuestos por él.

Parte de nuestro trabajo es ahorrarte dinero, no solo para la gestión del trámite de herencia en sí, sino para siguientes pasos que vas a dar. Si vas a vender la vivienda, si vas a reinvertir el dinero en la compra de otra…

En muchas ocasiones es aconsejable subir el precio de adjudicación de vivienda ya que puedes ahorrarte dinero.

Repercusión del valor para Renta

¿Te has fijado como un precio de adjudicación conlleva un montón de repercusión en otros impuestos?

Pues todavía queda el impuesto de la Renta.

Este impuesto se aplica a los beneficios que tengas por venta de viviendas, trabajo, empresa… No vamos a entrar a describir este impuesto, solo la repercusión que tiene una mala valoración de los bienes de una herencia con respecto a la adjudicación y una posterior venta a un tercero.

Este beneficio que obtendrías tendría una implicación directa en tu declaración de la renta.

Si resulta que te adjudicas un bien por el valor catastral de 30.000€ hoy y en tres meses lo vendes por 90.000€, para Hacienda habrás tenido un beneficio de 60.000€.

La Renta, práctiamente como todos los impuesto de este pais, tiene un cálculo complejo, hay que ir al caso concreto y ver diferentes variables como los ingresos, de dónde vienen (ahorro, trabajo, empresa), circunstancias familiares…

Será un impuesto que se incrementa con el total de «dinero que has hecho en un año»

Si resulta que obtienes ese beneficio de 60.000 euros tendrás un beneficio en Renta del doble del valor de adjudicación y Hacienda querrá su parte.

Conclusión con respecto a quien valora los bienes de una herencia

La siguiente vez que te plantees la pregunta cómo y quién valora los bienes de una herencia procura contar con un profesional o si lo vas a hacer tú, hazlo con miras al futuro, a lo que pretendes hacer con los bienes a corto – medio plazo.

Recurre a un profesional, para evitar que tengas problemas con la Administración, te regalamos una consulta en materia de herencias totalmente gratis.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.