Cuando hablamos de herencias, lo más común y habitual es hablar de herencias de padres a hijos.

Pero.. ¿Que ocurre con el dinero, las propiedades y todos los bienes de mis padres tras su fallecimiento? Hoy vamos a darte una visión clara del proceso hereditario de una forma sencilla y clara.

A priori, las herencias de padres a hijos podrían parecer las más sencillas, pero la mayoría de las veces no lo son.

Primero lo primero. ¿Hay testamento?

Si hay testamento perfecto, debemos de atender a la voluntad de causante aunque siempre cabe la posibilidad de impugnar el testamento, siempre que se cumplan las condiciones para ello.

¿Cómo se reparten las herencias de padres a hijos?

Para contestar a esta pregunta es necesario que entiendas unos conceptos que voy a desglosar de una forma muy sencilla sin entrar en tecnicismos.

Estas figuras son:

  • Herederos forzosos
  • Legítima
  • Tercio de mejora.

Herederos forzosos

Los herederos forzosos como su propio nombre indica son los llamados a heredar de forma obligatoria, son según nuestra legislación y en este orden:

  1. Los hijos y los descendientes (hijos adoptados – acogidos por ejemplo)
  2. Padres
  3. El viudo o viuda.

Como te comentaba antes, son herederos forzosos y siguen este orden, los herederos forzosos pueden renunciar a la herencia en el caso en el que no les interese aceptarla por motivos como un exceso de deudas o porque simplemente no se quiere heredar nada.

Si este es tu caso debes de saber que la obligación está ahí y habría que realizar un trámite de renunciar a la herencia.

Pero volviendo al concepto de herederos forzosos, si la persona que ha fallecido tiene descendencia, ellos serían sus herederos forzosos.

Ahora que ya sabemos quién está llamado a heredar, pasamos a hablar sobre el tercio de legítima.

¿Cómo se reparten las herencias de padres a hijos?

Ahora, piensa en una tarta con tres trozos. Mejor, mira el siguiente gráfico:

Como ves, hay tres tercios (no, no son cervezas), el tercio de legítima, el tercio de mejora y el tercio de libre disposición.

Ahora analizaremos cómo y de qué se componen.

Tercio de legítima

Una vez sabemos quién es llamado a heredar, a estos les pertenecería de forma legal el tercio de legítima (la primera parte)

En otras palabras, el tercerio de la legítima se ha de repartir entre los herederos legítimos:

  1. Los hijos y los descendientes
  2. Padres
  3. El viudo o viuda.

Este tercio tiene que repartirse entre los herederos legítimos.

Ejemplo; Familia en la que padre y madre fallecen dejando tres hijos, el total de lo que se va a heredar es de 300.000 euros (valoración de la vivienda y el dinero)

100.000 € serían la legítima a repartir entre los tres hijos, lo que viene a ser 33.333 € para cada uno.

El tercio de mejora

El tercio de mejora es un tercio que el causante puede usar para mejorar a alguno de los herederos forzosos, por el motivo que sea y sin necesidad de mencionarlo. Si no se ha tenido en cuenta en el testamento, este tercio se reparte entre los herederos forzosos de forma equitativa.

En otras palabras, el tercerio de mejora sire para mejorar la legítima.

Volviendo al ejemplo que pusimos en el caso anterior: familia en la que padre y madre fallecen dejando tres hijos, el total de lo que se va a heredar es de 300.000 euros (valoración de la vivienda y el dinero)

Legítima: Los primeros 100.000 € a repartir entre los tres hijos, lo que viene a ser 33.333 € para cada uno.

En el testamento, se quiso mejorar a uno de los hermanos que ha sido quien ha cuidado de sus padres toda la vida y se le mejorará con 50% del tercio de mejora (50.000 €)

Por ahora quedaría todo así:

  • Hermano 1: Legítima (33.333€) + Mejora (25.000€)
  • Hermano 2: Legítima (33.333€) + Mejora (25.000€)
  • Hermano 3 (el mejorado): Legítima (33.333€) + Mejora (50.000€)

El tercio de libre disposición

Finalmente el tercio de libre disposición, nuestra regulación permite destinar este tercio de la herencia a quien se quiera. Que puede ser usado con la finalidad que la persona u organización que se desee.

El o los herederos puede ser legítimos o no.

Volviendo al ejemplo, en el testamento nada se dice de este tercio de libre disposición, con lo que se repartiría entre los herederos forzosos o legítimos de forma equitativa.

100.000 € entre los tres hermanos= 33.333 € por heredero

Por ahora y para finalizar, quedaría todo así:

  • Hermano 1: Legítima (33.333€) + Mejora (25.000€) + Libre disposición (33.333€)
    • Total a heredar = 91.666
  • Hermano 2: Legítima (33.333€) + Mejora (25.000€)+ Libre disposición (33.333€)
    • Total a heredar =91.666 €
  • Hermano 3 (el mejorado): Legítima (33.333€) + Mejora (50.000€) + Libre disposición (33.333€)
    • Total a heredar = 116.666 €

Y así es como se reparten las herencias de padres a hijos.

Si tienes dudas o quieres cualquier aclaración puedes dejar un comentario pero antes tengo un regalo para ti

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 comentarios