El Impuesto de Sucesiones (ISD) grava los bienes y derechos adquiridos por herencia y afecta a los herederos que quieran disfrutar del patrimonio recibido de la persona fallecida.

Se trata de un impuesto:

  • Personal, es decir, lo satisface la persona que se beneficia de la transmisión
  • Subjetivo, ya que toma en cuenta el grado de parentesco del beneficiario con la persona fallecida
  • Directo, puesto que se aplica sobre bienes o ingresos recibidos
  • Progresivo, a mayor cantidad de patrimonio recibido, mayor es el porcentaje de impuesto que se debe satisfacer.

Es un impuesto cedido a las Comunidades Autónomas, las cuales tienen competencia para su recaudación y su comprobación y, por tanto, puede variar dependiendo del lugar y cuya tributación será en el lugar de residencia del fallecido.

Dicho impuesto obliga a pagar a las personas físicas que hayan sido beneficiarios de la herencia percibida, independientemente de que el fallecido hiciera testamento o no.

Si existe testamento, éste determinará la distribución de la herencia y los obligados al pago serán los herederos incluidos en el mismo.

Pero… A quién afecta el Impuesto de Sucesiones

En primer lugar a los perceptores de la herencia, que serán los llamados a heredar tanto si hay como si no hay testamento.

Si hubiera testamento, habría que aceptar lo que el heredero

En caso de no haber testamento, el orden de sucesión será el siguiente:

  1. Hijos y descendientes.
  2. Los ascendientes.
  3. El cónyuge.
  4. Los hermanos y parientes.
  5. El Estado.

En ambos casos, tanto si existe testamento como si no existiera, al ser un impuesto personal, el contribuyente encargado de cancelar o satisfacer el impuesto será aquel que perciba o se beneficie de la herencia y, por tanto, serán los responsables del pago.

¿Necesitas ayuda con tu herencia?

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*
Consentimiento*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un comentario